Cómo reciclar componentes electromecánicos, motores y acoplamientos


¿Sabías que al año se generan al rededor de 40 millones de toneladas de basura electrónica en el mundo?

Hoy en día nuestras tareas cotidianas dependen casi por completo de la electricidad y los componentes electromecánicos como en nuestro caso la utilización de motores de corriente continua, acoplamientos y reductores.

2 maneras de reducir la contaminación:

  • Reutiliza: Una de las maneras de reciclar es la reutilización, si el aparato no funciona y vas a comprar uno nuevo, por Ley el establecimiento tiene la obligación de aceptarlo gratis y encargarse de gestionarlo de forma conveniente. Si por el contrario tienes un aparato que no quieres conservar pero todavía funciona, lo puedes donar a proyectos que los utilizan de manera solidaria.

    ¡Aprovecha y hazte solidario!

  • Renueva: Otra opción es el Plan Renove de electrodomésticos que es una buena opción para sustituir los aparatos viejos por otros nuevos de alto ahorro energético.

    También existen puntos limpios de recogida de este tipo de aparatos. Puedes encontrar tu punto más cercano a través de un mapa que la Fundación Ecolec pone a tu disposición.

Una vez que llegan los residuos a las plantas de reciclaje, se les retira los elementos contaminantes y el resto de componentes como el plástico, aluminio, cobre o vidrio, se procesa para fabricar nuevos productos.

¿Sabes que el 70 % de cada dispositivo se puede transformar en materias primas aprovechables?

En el caso de los metales ya sean de hierro o no, se pueden reciclar indefinidamente ya que no pierden sus propiedades nunca. Estos materiales reciclados se usan posteriormente en la industria del acero. Después de purificar y fundir los metales que no son de hierro, es decir: cobre, estaño, zinc y metales preciosos como el oro y plata, se reciclan y se usan para fabricar cables y nuevos componentes eléctricos.

¡En tus manos está ayudar al planeta!

componentes electromecánicos, motores y acoplamientos


Sin comentarios